Reseña #15 Génesis - Evelyn García Tirado

Argumento:
"Génesis" trata de la historia de una familia (desde 1872 hasta 1942). Los eventos transcurren en la campiña de Cajamarca. Asombran las escenas de romance, extraídas de costumbres lugareñas. El amor huye de los clichés para mostrarnos un humor sutil. Como en todo pueblo el clima se construye con música, danza y espíritu mágico religioso. "Magia, hechizos, sueños, guerra, brujos, santos y demonios" modelan el discurso y el paisaje. Sin proponerse tocar lo "real maravilloso" de la narrativa de Gabo, nos aproxima a ella, aunque la magia subyace en la mente colectiva.

La novela tiene atmósferas prolijamente construidas, una evolución de cambios en la que no se altera esa extraña y fascinante propensión a la esperanza. Quien ha seguido bien la buena prosa del boom sesentero y, más aún, bebido del buen aperitivo de la cuidada letra de autores como Azorín, no puede dejar de sorprenderse del revelador valor de la "forma de contar" de Evelyn García.
Evelyn García nos obsequia una historia regional y universal a la vez, con el añadido de un diccionario de topónimos, palabras quechuas, cajamarquinismos y coloquialismos que sirven para interiorizar el mundo que presenta.

Opinión: 
Agradezco a Evelyn el haberse tomado la molestia de entregarme el libro personalmente con una dedicatoria muy hermosa, unos saludos a la distancia.
Esta novela se ubica cronológicamente entre la guerra civil desatada entre iglesistas y caceristas, es parte decisiva de la primera mitad de la novela. Génesis nos relata los orígenes de una familia cajamarquina, la historia de dos pueblos y las tradiciones que estos seguían. En Shitamalca, Pío  y Espinar unen sus vidas en un matrimonio caracterizado por la inocencia, felicidad y lealtad; mientras, en Huayanay, dos familias, la de Toribia y Silvio, y la de José Manuel y Zoila. La cuestión histórica que se da en la obra, desaparece en la segunda mitad para concentrarnos en el protagonismo de estas dos familias
Con personajes y genealogías que nos recuerdan a  Cien años de soledad de García Márquez, Evelyn García ha construido una historia en el que la fe de un pueblo debe combatir la guerra y la brujería. Shitamalca es el escenario principal en el que las fuerzas de Miguel Iglesias y Andrés Avelino Cáceres desatan una batalla sangrienta que, aún al pasar los años, tiene consecuencias para las nuevas generaciones. Si bien esta no fue una batalla decisiva para el fin de la guerra, sí fue importante para Cajamarca, pues significó el desalojo de las fuerzas chilenas en su territorio, a pesar de que el ejército patriota tuviera todas las desventajas posibles.
La Batalla de Shitamalca, la que será recordada ya como lejana por la tercera generación de este pueblo, muestra como personajes al ejército de Miguel Iglesias combatiendo contra el de Andrés Avelino Cáceres. En el bando del primero, los personajes son representados como peruanos vendidos al país chileno, entre los cuales se encuentra el traidor Diego Trigoso, quien, al ser rechazado en el plano sentimental por Rosa Espinar, ocupa el lugar antagónico a Pío Bautista, dirigente del ejército cacerista en su hacienda. En este último, los personajes no son los verdaderos patriotas peruanos ni mucho menos. Pío Bautista conoce las intenciones de don Manuel Puga al enrolarse en las filas de Cáceres: convertirse en político es su ambición. Pío Bautista tampoco tiene interés en sacrificarse por el bien del país: este no mueve a toda su hacienda a la batalla si es que las balas no pasan por ella. Señalando sutilmente el problema indígena de aquella época, García Tirado elabora peones que desconocen la razón de su lucha, ubicándose así en un periodo histórico claro en el que dicho problema será denunciado, tiempo después a la época representada, por Manuel González Prada:
“Como varios de los hombres que ha traído el doctor son de Chota, difícilmente entienden el castellano y no tienen conocimiento de los símbolos patrios. Solo algunos son letrados, la mayoría son campesinos valientes pero empobrecidos.”
Otra característica de la obra es el tema de la magia y los sucesos maravillosos en estos pueblos. Los personajes no cuestionan la posesión de Toribia Cruz por medio de la comida de Doña Concho ni a la warmi que hipnotiza a Antonio y Humberto Tadeo ni los poderes extraordinarios de David Zorro y Pedro Kuntur, entre otras acciones. Estos hechos, la mayoría de las veces, están ligados a las acciones desarrolladas por los brujos, como Silvio Carrera o David Zorro, ambos actores en el pueblo de Huayanay, situación que García Tirado comenta haber vivido en su estancia en estos lugares. Sin embargo, la brujería está combatiendo constantemente con la religión, así, mientras la familia de Toribia Cruz sucumbe a una familia de brujos como los Carrera, llegando incluso a unirse en matrimonio con el hijo Silvio, los descendientes de José Manuel Tadeo, familia resguardada por San Antonio, deben mantener firmemente su fe ante los peligros que la brujería les oculta detrás del amor. Los pobladores de Shitamalca no podrán hacer frente solos a los espíritus malignos, necesitarán al patrón San Antonio, aquel que a través de sueños advertirá los peligros cercanos o, por medio de su presencia, impedirá las malas decisiones de los personajes.
El punto de vista femenino es muy constante en sus páginas, pues la mujer cobra un carácter necesario para el desarrollo de la obra. Desde la portada del libro, esta es el centro de la trama: la mujer que sucumbió al pecado se encuentra frente a la mujer que llevó en su vientre al redentor de la humanidad, pronosticando así la síntesis de dos fuerzas contrarias en una familia como la que cierra el relato. De esta manera, Evelyn García nos presenta una novela que conecta diversas historias para originar una familia en el entorno cajamarquino. Si bien está basada en la investigación que la autora hace de su familia, se aleja completamente de las llamadas novelas de autoficción, que caen en un simple “relatar los recuerdos”. La autora realiza un pleno trabajo con la ficción y el lenguaje, el cual, además, es demostrado en su propio glosario.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Vida de Catequista #2 Vive 2018

Vida de Catequista #1 Confirmación 2015 Comunidad "Filii Christus"

Reseña #7 El Planeta Olvidado 1 | Carlos Echevarría